El casco antiguo

 

En un mediodía y tarde muy calurosos fuimos a recorrer el casco antiguo. Lo hicimos primero desplazándonos por la cinta costera. Fuimos caminando por un Parque destinado a los países de Centroamérica. En el casco antiguo visitamos la iglesia “Santa María La Antigua” en la cual las personas atan cintas de 3 colores en un una reja frente a la iglesia, para pedir sus deseos, la antigua Iglesia y convento de Santo Domingo con el famoso “arco chato” y el actual museo de Arte Religioso Colonial.

También visitamos la “Plazoleta Carlos V” y luego ingresamos al Centro Cultural España “Casa del soldado” a ver las muestras artísticas que estaban en vigencia. Un hermoso espacio para la cultura que merece ser visitado.

La caminata nos fue llevando a conocer la fachada del Teatro Nacional, un edificio muy interesante al cual nos gustaría visitar algún día para disfrutar una obra, un concierto. También pudimos observar la fachada de la Iglesia de San Francisco de Asis (en restauración).

Recorrimos la peatonal, una de las zonas más baratas para comprar en Panamá. Allí nos pasó algo curioso ya que eran nuestras primeras salidas a la ciudad y el trato para con nosotros como visitantes no fue  tan amable u  hospitalario como  si pudimos observar luego en el resto del país. Entendemos que uno se debe adaptar y respetar la cultura local, solo es una sensación que tuvimos en los pocos días en la ciudad y con  algunos panameños.

Luego de hablar con otros panameños nos fuimos dando cuenta que el flujo de extranjeros a Panamá se ha dado estos últimos años y seguramente ha sido un impacto para los locales, sumado a lo caótica que es la vida en las capitales que hace que las personas vivan estresadas.

Ese día, nuestro itinerario finalizó en el Mall “Albrook”, a pasos de la Terminal Nacional y del metro. Es un centro comercial enorme, al que no se lo puede recorrer en pocas horas.