Luego de una caminata por el centro de la ciudad nos dirigimos a la sucursal de la agencia de viajes Tolkeyen Patagonia en la entrada del puerto de cruceros. Nos encontramos con Esteban quien nos dio una charla informativa acerca de los lugares que íbamos a navegar  en el  canal de Beagle.

Salimos camino al muelle buscando el catamarán “Mariana I”. Ya embarcados, con los motores encendidos, escuchamos las medidas de seguridad de la tripulación, mientras poco a poco nos retirábamos  de la costa de Ushuaia.

A medida que nos alejábamos, la ciudad se hacía más bella, con sus cruceros en el puerto, las lengas cubriendo las montañas y el blanco del glaciar de fondo. El corazón latía más fuerte y la emoción invadía el cuerpo, eso sin contar que era  recién el principio de la navegación por el mágico Canal de Beagle.

La embarcación posee asientos confortables, panorámicas ventanas y para los que desean aire libre posee una terraza con asientos. Además se puede caminar y tomar fotos alrededor de la embarcación. Un pequeño bar los espera para deleitarse con un rico café, algo dulce o salado con la mejor atención.

En plena navegación el capitán divisa una bandada de aves en medio del canal sobrevolando un cardumen de peces en el mar, un espectáculo increíble que no ocurre siempre en las excursiones, tuvimos suerte de disfrutar de ese regalo de la naturaleza. Gaviotas cocineras, gaviotines, los imponentes albatros, skuas y tantas otras que danzaban sobre el mar.

Navegando por el mítico Beagle nuestra guía Vanina nos cuenta historias del lugar, nos invita a viajar en el tiempo observando las montañas y explicándonos las formaciones de los antiguos glaciares. Además nos trajo en el tiempo hasta los siglos pasados, con las embarcaciones que ingresaban, las que naufragaban y también sobre los poblamientos de Ushuaia.

Pasamos por la “Isla de los Pájaros”  para apreciar el hábitat de los Cormoranes Magallánicos e Imperiales, los cauquenes, patos e innumerables y hermosas especies. Continuamos y de fondo se empieza a divisar el famoso faro “Les Eclaireurs” en  el archipiélago donde naufragó el buque Monte Cervantes en el año 1930. Fue un sueño  navegar alrededor de él, un sueño más se cumplía en este viaje y qué mejor que fuese en la ciudad más austral de mundo.

Otro de los lugares visitados fue la “Isla de los Lobos”, donde pudimos  observar lobos marinos  de uno y dos pelos. Simpáticos y un poco relajados posaron para las fotos de los turistas.

Para finalizar desembarcamos en otra de las islas para conocer la flora del lugar y tener una vista de la ciudad y la cordillera de los andes, un dato curioso es que aquí la cordillera se extiende de oeste.

Finalizando y llegando al muelle, un avión a punto de aterrizar en el Aeropuerto Internacional “Malvinas Argentinas” fue otro espectáculo para los que somos fanáticos de los aviones, sin duda cerrábamos la excursión de la mejor manera.

Nos despedimos del Capitán Eduardo, la tripulación Martin, Daniel, Gastón y la genia de Vanina, nuestra guía.

No cabe duda que  estos momentos quedaran grabados en nuestra memoria con el mejor recuerdo de nuestro paso por el “Fin del Mundo”.

Calle: Juan Manuel de Rosas 160 Ushuaia.
Teléfono: +54 2901 437073
E-mail: consultas@tolkeyenpatagonia.com
Facebook: Tolkeyen Patagonia Turismo
Instagram: Tolkeyen
Twitter: Tolkeyen
Web: Tolkeyen Patagonia

Gral. Juan Manuel Rosas 160, V9410DAD Ushuaia, Tierra del Fuego, Argentina