Nos enganchamos con el tour en la Plaza Independencia, nos acompañó Lore de “Que memoria la mía”. El mismo era gratuito y al final con un aporte a voluntad para el guía.
El guía en español/portugués fue Nícolas con una onda genial con los visitantes. Sorprendentemente las primeras preguntas inevitables de los turistas al guía se referían a la marihuana al haber legalizado Uruguay el consumo. Entre risas el guía sorteaba un sinnúmero de preguntas acerca del tema.
El recorrido se hizo por la Ciudad Vieja y lo que fue antiguamente la ciudad amurallada. Hay que tener presente que para el 1900 Uruguay era considerada como la Suiza de América por su esplendor, quedando vestigios de aquella época dorada.
Es interesante ver cómo han marcado con líneas, en las aceras, la antigua ubicación de las murallas, demás está decir que todas estos datos los podemos tener sólo si vamos con un guía que nos lo cuente.

 

 En unos de los laterales de la plaza se encuentran restos de la Puerta de la Ciudadela que data de 1724, allí se encontraba el cuartel que planificaba la defensa de la ciudad, con muros enormes de 10 mts. De alto aprox. Por 3 mts. De ancho y un foso sin agua. Todo esto hacía a la ciudad casi impenetrable. Esta fortificación fue una de las últimas realizadas por los españoles en base a la ley de Indias.
A continuación visitamos la Peatonal Sarandí con edificios de la Belle Époque de Uruguay. Nos comentó el guía que las personas de mucho dinero caminaban por un lado de la misma y las que no lo tenían del otro. Hoy encontramos un “Paseo de la Fama” cual si estuviéramos en Los Angeles, con estrellas Uruguayas como China Zorrilla y Carlos Páez Vilaro, entre otras figuras.
Nícolas hizo referencia a un edificio muy interesante que actualmente es una librería ya que posee en su frente el nombre del arquitecto que lo ideó “Pablo Ferrando”, algo muy común de ver aun en muchos frentes de edificios montevideanos.
Luego continuamos por la calle Abacacay hacia el Teatro Solís, cuyo nombre hace referencia al navegante que llegó al Río de la Plata en 1516. El edificio estuvo cerrado por remodelación unos cuantos años. Es imponente y es el más importante de Uruguay, inaugurado un 25 de agosto de 1865 y realizado por un arquitecto italiano. Posee en la parte alta una especie de caja roja llamada “la farola” que se encendía para avisar que había función, tradición que aún se mantiene.
Posteriormente tomamos por una callecita llamada “La Brecha” y según nos manifestó Nícolas tiene gran valor histórico ya que fue por allí donde ingresaron los ingleses en 1807 a atacar a la corona española luego de traspasar el fuerte. Como verán son datos valiosísimos que sin guía turístico nos lo perderíamos.

Llegamos hasta la Rambla frente al Río de la Plata. Por los fuertes vientos, los antiguos navegantes consideraban a la zona como el Mar de los Infiernos.
Una opción excelente para recorrer Montevideo y su rambla son las bicicletas que las pueden alquilar en la oficina de Turismo y en diferentes empresas que les informarán en dicha oficina.
Regresando nuevamente a la ciudad vieja nos encontramos con un Templo Ingles creado en 1845.
Posteriormente llegamos a la Plaza principal llamada “Constitución”, la cual fue muy importante para la Colonia. La iglesia en uno de los laterales de la misma, posee en su frente estatuas de los santos San Felipe y Santiago, que era el nombre antiguo de Montevideo “La Ciudad de San Felipe y Santiago”.
En otro de los laterales de la Plaza se encuentra el Cabildo, sede administrativa de la Colonia. Ambos edificios datan de los primeros años del 1800.
Por último la visita nos llevó por la Peatonal, camino a la Plaza Zabala, donde pudimos ver el antiguo Correo, el Registro Civil. La Plaza lleva el nombre en honor a Mauricio de Zabala, fundador de Montevideo en 1724.
Otro edificio que no nos podemos perder es el Banco Nacional, de estilo greco-romano.
Le siguió la Peatonal Pérez Castellano camino hacia el Mercado del Puerto en el que degustamos una bebida muy especial que nos convidó nuestro amigo Arturo, Medio y Medio (50% vino blanco y 50% champagne)
Resulta difícil transcribir un tour como el que realizamos pero nos parecía que debíamos hacerlo para que el día que visiten Montevideo no se lo pierdan por nada del mundo.
Muchas gracias por leernos! Los comentarios y sugerencias son bienvenidos!
GABO y PABLO